La vida sin surf

Que bonito es irse conociendo a uno mismo. Ya son dos meses y medio desde que llegue a Port Douglas, al norte de Australia.  Antes de emprender el viaje todo eran pensamientos negativos y pesimistas donde no podia parar de plantearme si iba a conseguir estar durante 3-4 meses sin surfear. Y vamos camino de 3 en los que no he visto una simple ola o una simple masa de agua en movimiento. Justo en Port Douglas se encuentra una de las mayores atracciones turísticas de Australia, la gran barrera de coral. Y como su nombre indica es una gran barrera que no permite que ola ninguna llegue a la costa.

Y es que tanto Mikel como yo, como muchos sabeis, somos de una pequeña ciudad de interior, Tudela, donde el mar brilla por su ausencia. Pero el surf, el mar y la naturaleza se ha convertido en esa pasión de la que hablaba anteriormente y a dia de hoy no nos planteamos una vida alejados del mar.

Todavia recuerdo esos dias de universidad en los que ves a tus compañeros inmersos en proyectos de futuro tanto a nivel profesional como personal y me veo a mi mismo planteandome que queria para mi futuro en los que buscaba algo que realmente me apasionara o a lo que poder dedicarme. No se si a dia de hoy, casi 5 años despues, soy capaz de responder a todas esas dudas que asaltaban aquella mente post adolescente, pero de lo que si estoy seguro y algo que estoy aprendiendo más que nunca aquí en el Norte de australia es a disfrutar de lo que poseemos en cada momento y de mantener siempre una energia positiva, disfrutar de la gente que tenemos alrededor y estar siempre agradecido por todo lo vivido durante estos meses. Y es que en muchas ocasiones, tras un largo periodo de tiempo en un mismo lugar, dejamos de ser conscientes de donde estamos y de disfrutar de las cosas simples de la vida. Y es que Port Douglas es uno de esos sitios con los que soñamos desde el sofa de  nuestras casas, o la de nuestros padres. Clima tropical, playas paradisiacas, avenidas infinitas de palmeras y coquitos en la Playa. Me siento incapaz de protestar por el simple hecho de que no voy a ser capaz de surfear por el breve periodo de 3/4 meses estando en dicho lugar (Leo esto que acabo de escribir y no se si es del todo cierto 😮 )

Bromas aparte, como ya he dicho alguna que otra vez no hay nada mejor en la vida aceptar las situaciones tal y como se presentan y tratar de actuar siempre con positividad. Una mente positiva es una mente y cuerpo sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *